Inicio Actualidad Quién es quien en el mundo islámico

Quién es quien en el mundo islámico

133
0
Compartir
Países árabes. Fuente.

Árabe, moro, musulmán, islamista y yihadista; términos que para algunos son sinónimos, aunque cada uno designe a grupos con ideologías y comportamientos distintos. En momentos en que la retórica contra los musulmanes y los constantes atentados perpetrados por el Estado Islámico (ISIS) y otros grupos terroristas provocan una enorme inquietud social, es necesario conocer cuáles son las características de cada grupo.

Árabe

Países árabes. Fuente.

Aunque originalmente sólo los nacidos en la Península Arábiga eran considerados árabes, se consideran como tales a quienes hablan árabe como lengua materna y viven en los países árabes de Oriente Medio, aunque en países como Marruecos o Argelia, en los cuales no todos los ciudadanos son árabes, se habla árabe debido a la conquista y colonización de los árabes originarios de Arabia Saudita a partir del siglo VIII. La mayoría de los árabes son musulmanes, pero también hay árabes cristianos en Siria, Israel y Líbano, aunque viven amenazados por ISIS y otros grupos terroristas.

Por tanto, un árabe no tiene que ser precisamente musulmán, aunque ese sea un estereotipo común. Por ello países de mayoría musulmana como Pakistán o Afganistán no pertenecen al colectivo de los árabes, aunque la poca especialización de los profesionales en los medios de comunicación nos lleve a la mala interpretación de las audiencias de estos conceptos. Un dato relevante de la diferencia entre musulmán y árabes es que una quinta parte del mundo es musulmana pero tan solo una quinta parte de los musulmanes son árabes.

El árabe el cuarto idioma más hablado en el mundo (número de hablantes nativos) y es la única lengua oficial en veinte países y cooficial en al menos otros seis, y una de las seis lenguas oficiales de la Organización de Naciones Unidas. El árabe clásico es también la lengua litúrgica del islam.

Islamista

Término que se refiere a aquellos musulmanes (¡Importante: no todos los musulmanes son islamistas!) que buscan instaurar sociedades gobernadas por la sharia, las leyes del Islam. La sharia, también conocida como saría, charía o ley islámica, constituye un código detallado de conducta en el que se incluyen también las normas relativas a los modos del culto, los criterios de la moral y de la vida, las actividades permitidas o prohibidas y las reglas separadoras entre el bien y el mal. Ahora bien, su identificación con la religión es matizable, porque no es un dogma ni algo indiscutible (como el texto del Corán), sino objeto de interpretación.

Más que como un sistema de justicia civil o criminal, la sharia es una cuestión de conciencia personal y guía moral de conducta, un modo de vida islámico que es adoptado en distintos grados por la mayoría de los creyentes y practicantes musulmanes, pero, a diferencia de las orientaciones morales de la Biblia para los cristianos, no solo constituye un código religioso de orientación vital, sino que codifica específicamente la conducta y rige todos los aspectos de la vida.

Mapa de países y su utilización de la sharia: en morado, sharia estatal; en verde, los países miembros de la Organización para la Cooperación Islámica que no tienen la sharia como base de su sistema judicial; naranja, sharia a nivel regional; amarillo muy claro, sharia como ley familiar. Fuente.

La sharia ha sido formalmente instituida como ley por ciertos estados, que se definen como estados islámicos. Actualmente, se definen constitucionalmente como tales Pakistán, Mauritania, Irán, Afganistán y Libia en su Constitución provisional de 2011. El número de estados que recogen el Islam como religión del Estado es mayor. En el caso de los estados Islámicos, los tribunales de justicia se instituyen como tribunal islámico y velan por el cumplimiento de la sharia. Muchos países del mundo islámico, aunque no se hayan definido de forma completa como estados islámicos, han adoptado parcialmente en su legislación elementos de la sharia (en cuestiones como las herencias y los testamentos, la regulación de las actividades bancarias y de los contratos, etc.).

Es importante comprender muy bien que no todos los islamistas son terroristas. En el islamismo hay corrientes moderadas, que intentan ampliar sus fieles de manera pacífica y política, y radicales. Al Qaeda, ISIS, Boko Haram, Hamás y Hezbolá son grupos que pertenecen a la corriente radical que recurren al terrorismo para lograr sus metas.

Moros

Moro es un término utilizado por autores griegos y romanos para designar a los pueblos norteafricanos habitantes del antiguo reino de Mauritania y las antiguas provincias romanas de Mauritania Tingitana y Mauritania Cesariense. Hoy es un término de uso popular y coloquial que puede tener o no connotaciones peyorativas, dependiendo tanto del emisor como del receptor, que se usa​ para designar, sin distinción clara entre religión, etnia o cultura, a los naturales del noroeste de África o Magreb (expresión árabe que comprende todo el oeste de África al norte del Sahara: la actual Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez e incluso Libia), y también de forma genérica a cualquier musulmán, independientemente de su origen.

Musulmanes: sunitas y chiítas

Alguien que profesa la fe del Islam, la religión fundada por Mahoma en el siglo VII, es un musulmán. El Islam tiene dos ramas principales: los sunitas u ortodoxos –sunna, tradición- y los chiítas. La diferencia entre sunitas y chiítas se puede comparar a la de católicos y protestantes Aunque existen algunas diferencias de prácticas rituales, la división principal se debe a una disputa sobre el verdadero heredero de Mahoma. Los sunitas son seguidores de los primeros califas sucesores de Mahoma, mientras que los chiítas son seguidores del yerno de Mahoma, Alí. Los sunitas representan el 90% del mundo musulmán, con 1.200 millones de fieles.

La gran población de chiítas, unos 100 millones, se concentra en Irán y es por eso que hay tanto conflicto entre Irán y la gran potencia sunita, Arabia Saudita. Los chiítas derivaron en el fundamentalismo, en especial tras la revolución en Irán de Jomeini en 1979, y desde entonces tienen un ayatolá, líder espiritual con poderes ejecutivos en el Estado. Esta figura no existe entre los sunitas, para quienes la religión no ostenta el poder temporal en la sociedad civil.

Wahabismo

Dentro de los sunitas, hay una corriente fundamentalista denominada wahabismo, una corriente “muy estricta y austera”, que predomina en Arabia Saudita, cuyo Gobierno la ha fomentado en escuelas subsidiadas y mezquitas establecidas en los países de minoría suní o allí donde haya población musulmana emigrante. Muchos de los grupos islamistas están inspirados en el wahabismo, aunque grupos terroristas como ISIS lo deforman y lo manipulan para sus fines. Como casi cualquier grupo religioso fundamentalista, el wahabismo ve a los que no practican su forma extremista de sunismo como “infieles”. Por eso hay muchos detractores del gobierno de Arabia Saudita, por ser la fuente ideológica y financiera del wahabismo violento. Recordemos que Osama bin Laden fue saudita al igual que casi todos los terroristas del 11 de septiembre.

Organización de los distintos Estados con población de mayoría musulmana:Verde oliva: Estados islámicos. Verde claro: Estados confesionales cuya religión oficial es el islam. Azul: Estado laico. Naranja: Otros Estados con mayoría musulmana.
Fuente.

Yihadistas

El yihadismo​ es un neologismo occidental utilizado para denominar a las ramas más violentas y radicales dentro del islam político o islamismo, que se caracterizan por la frecuente y brutal utilización del terrorismo, en nombre de una pretendida yihad o «guerra santa» en el nombre de Alá.​ La yihad como concepto básico del Islam tiene dos tipos de acepciones: la «yihad mayor», de interpretación espiritual, que representa el esfuerzo que todo creyente debe realizar para ser mejor musulmán, mejor padre o madre, esposo o persona, y la «yihad menor» de inspiración violenta, en la que se intentan legitimar los yihadistas, quienes sostienen que las sociedades occidentales son hostiles al islam por naturaleza. Ideológicamente, el yihadismo como doctrina política es un ideario teocrático totalitario de corte «antiliberal» y «antidemocrático» que desprecia sistemáticamente la vida humana. Por esa razón está considerado por muchos como una de las amenazas más graves a las que se enfrentan las democracias liberales, particularmente en Occidente.

Quién es quien en el mundo islámico
Votar
Compartir
Artículo anteriorPuños negros y banderas confederadas
Artículo siguienteEl Apocalipsis según ISIS

Catedrático de Biología Vegetal e Investigador del Instituto Franklin de Estudios Norteamericanos de la Universidad de Alcalá. Licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Granada. Doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid. En la Universidad de Alcalá ha sido secretario general, secretario del Consejo Social, vicerrector de Investigación y director del Departamento de Biología Vegetal. Es también director de la Cátedra de Medio Ambiente de la Fundación General de la Universidad de Alcalá. Es especialista en el estudio de la vegetación del oeste de Norteamérica, donde ha llevado a cabo su investigación desde 1989, cuyos resultados han sido publicados en un centenar de artículos científicos. Entre sus libros se cuentan Vegetation of Southeastern Spain, El paisaje vegetal de Castilla-La Mancha, La vegetación de España, Life Lines, Perfora, chico, perfora, y El fracking ¡vaya timo!
Fue alcalde de Alcalá de Henares (1999-2003).

Dejar una respuesta