Inicio Cultura Frutas frescas para el verano, 1

Frutas frescas para el verano, 1

60
0
Compartir
Durión
Fruta del dragón o pitahaya

Las frutas son unos de los alimentos más sanos, que se pueden (y deben) agregar a la dieta diaria. Pero muchas de esas frutas necesitan condiciones especiales para prosperar, por lo que en Europa son prácticamente desconocidas. Empecemos las vacaciones de verano con frutas tan sanas como exóticas que se cultivan en zonas tropicales sin heladas ni estaciones, y que resultan tan exquisitas, como beneficiosas. Hoy dejo cinco, mañana más.

Pitahaya amarilla

Fruta del dragón pitahaya, pitaya son los nombres de unas frutas procedentes de varias especies de cactus latinoamericanos (géneros Hylocereus y Selenicereus; familia Cactáceas). Las dos especies más comercializadas son Hylocereus triangularis (pitaya amarilla) e Hylocereus ocamposis (pitaya roja). En cualquier caso, las pitayas son frutas deliciosas que contienen una pulpa suave, dulce y blanda compuesta en un 90% de agua y es rica en hierro, calcio y fósforo; también contiene vitamina B, C y E. La pitahaya ayuda a la creación de glóbulos rojos, es una gran fuente de antioxidantes naturales y sus minúsculas semillas contienen grasas Omega 3.

Frutos del rambután

El rambután (Nephelium lappaceum), conocido en Suramérica como lichas o mamón chino, es un árbol de la familia Sapindaceae originario de Malasia, pero cuyo cultivo se ha extendido a otras zonas tropicales. Esta exótica fruta de forma ovalada tiene “pelos” rosados ​​en la cáscara (en malayo “rambut” significa pelo) y en su interior, la pulpa es blanca y sabrosa, similar a las uvas. Es rica en carbohidratos, proteínas y cobre y se emplea como energético y antibiótico.

Frutos del lichi

El lichi (Litchi chinensis) es un árbol de la familia Sapindáceas originario del sur de China, donde se cultiva desde hace al menos dos mil años, Indonesia y Filipinas. Tanto exteriormente como en su pulposo interior, el fruto del lichi se asemeja mucho al del rambután, si bien este último posee en el exterior de la corteza unos pelos verdes de los que carece el lichi. Se trata de un caso de convergencia evolutiva destinado a hacer los frutos llamativos a los animales diseminadores que son atraídos por el vivo color rojo de la corteza y por el interior pulposo que envuelve a las semillas. La fruta (que en realidad es una falsa fruta, compuesta por una cobertura carnosa llamada arilo), es una drupa. La parte exterior es roja y se desprende fácilmente. El mesocarpo (interior) está formado por gajos de pulpa blancos, dulces y translúcidos, ricos en vitamina C. En el centro se encuentra la semilla rodeada. Es una fruta muy sabrosa y rica en vitaminas, pero contienen unos raros aminoácidos que interrumpen la gluconeogénesis y la β-oxidación de los ácidos grasos. Hacer un uso normal de ella no plantea ningún problema, pero el abuso en la dieta, como se hace en países económicamente deprimidos, conduce a patologías que pueden llegar ser letales.

Mangostán

El mangostino, mangostán o jobo de la India (Garcinia mangostana), de la familia Clusiaceae, es un árbol tropical perenne, originario de Indonesia. El fruto comestible presenta una corteza de profundo color púrpura rojizo cuando madura. Dentro, tiene de cuatro a diez gajos de color blanco como la nieve, blandos y carnosos de forma triangular parecidos a los gajos de las naranjas, con un sabor a cítrico entre dulce y agrio y textura de melocotón. Cada segmento puede contener de una a cuatro semillas blancas, son comestibles pero amargas. Contiene algunos de los antioxidantes más potentes, compuestos anti-inflamatorios, antivirales, antibacterianos y antifúngicos de la naturaleza.

Durión

El durio, durión o durián (Durio zibethinus) es un árbol de la misma familia que las malvas (Malvaceae) que produce una fruta es muy conocida en los países del sur de Asia, aunque sea nativa de Indonesia y Malasia. La fruta, que puede pesar hasta tres kilos, tiene una cáscara verde y espinosa, con una pulpa interna de color amarillento, que resulta delicada y cremosa. Se prepara con ella un refresco sin grasas, colesterol o azúcares complejos y también se usa para hacer helados, dulces y batidos. La pulpa, aunque deliciosa, es fétida y, debido a su fuerte y nauseabundo olor, en Singapur, Tailandia, China y Japón está prohibido comerla en público. El olor obedece a que el durián crece en el interior de los bosques sombríos; su fuerte olor ayuda a que los animales que diseminan sus semillas, entre ellos los orangutanes, lo localicen por el olfato.

Frutas frescas para el verano, 1
Votar
Compartir
Artículo anteriorDesde octubre se unirá Bicimad con la tarjeta regional de transporte de Madrid
Artículo siguienteEl paro se reduce considerablemente en el segundo trimestre del año
Catedrático de Biología Vegetal e Investigador del Instituto Franklin de Estudios Norteamericanos de la Universidad de Alcalá. Licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Granada. Doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid. En la Universidad de Alcalá ha sido secretario general, secretario del Consejo Social, vicerrector de Investigación y director del Departamento de Biología Vegetal. Es también director de la Cátedra de Medio Ambiente de la Fundación General de la Universidad de Alcalá. Es especialista en el estudio de la vegetación del oeste de Norteamérica, donde ha llevado a cabo su investigación desde 1989, cuyos resultados han sido publicados en un centenar de artículos científicos. Entre sus libros se cuentan Vegetation of Southeastern Spain, El paisaje vegetal de Castilla-La Mancha, La vegetación de España, Life Lines, Perfora, chico, perfora, y El fracking ¡vaya timo! Fue alcalde de Alcalá de Henares (1999-2003).

Dejar una respuesta